La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Historia del café Típica y Borbón

El movimiento del café en todo el mundo

Las variedades de café Borbón y Típica componen los grupos culturalmente y genéticamente más importantes del C. arabica en el mundo. Los historiadores creen que las semillas de café fueron tomadas de los bosques de café del sudoeste de Etiopía hasta Yemen, donde fueron cultivadas lo cual se confirma con recientes pruebas genéticas. Desde Yemen, los descendientes de Borbón y Típica se extendieron por todo el mundo, formando la base del moderno cultivo de café arábica.

El Linaje Típica

A finales de lo siglo 1600, los cafetos habían abandonado Yemen y estaban creciendo en la India. Estas semillas dieron lugar a plantaciones de café en la región de Mysore conocida como Malabar en aquel momento. Los recientes resultados genéticos de huellas dactilares del ADN indican que en esta introducción se incluyeron variedades similares a Típica y Borbón desde Yemen a India. La rama Típica probablemente se separó de Borbón cuando los holandeses enviaron semillas en 1696 y 1699 desde la costa de Malabar de la India hasta Batavia, hoy llamada Yakarta, la capital de Indonesia, ubicada en la populosa isla de Java. Los holandeses habían intentado introducir semillas de Yemen directamente a Batavia en 1690, sin embargo, las plantas resultantes murieron en 1699 después de un terremoto. En otras palabras, el aislamiento de la rama Típica y su posterior movimiento en todo el mundo probablemente se originó cuando las semillas llegaron a Indonesia desde la India, no directamente desde Yemen, como se suele decir.

De este grupo de Típica introducido en Indonesia en 1706, una sola planta de café fue tomada de Java y llevada a Ámsterdam y se le dio un lugar en los jardínes botánicos. Esta única planta dio lugar a la variedad Típica (solo una variedad entre muchas en el grupo genético Típica) que colonizó las Américas durante el siglo XVIII. En 1714, después de la firma del tratado de paz de Utrecht entre Los Países Bajos y Francia, el alcalde de Amsterdam ofreció una planta de café al Rey Luis XIV y esta fue plantada en el invernadero del jardín de Plantas (de París) y rápidamente produjo semillas (Chevalier y Dagron, 1928).

Desde Los Países Bajos, las plantas se enviaron en 1719 en rutas comerciales coloniales a la Guayana Neerlandesa (ahora República de Surinam) y luego a Cayena (Guayana Francesa) en 1722; y de allí a la parte norte de Brasil en 1727. Llegó al Sur de Brasil entre 1760 y 1770.

Desde París, las plantas fueron enviadas a la Martinica en las Indias Occidentales en 1723. Los ingleses introdujeron la Típica de Martinica a Jamaica en 1730. Llegó a Santo Domingo en 1735. Desde Santo Domingo, las semillas fueron enviadas a Cuba en 1748. Más tarde, Costa Rica (1779) y El Salvador (1840) recibieron semillas de Cuba.

Desde Brasil, la variedad Típica se trasladó a Perú y Paraguay. A fines del siglo XVIII, el cultivo se extendió por el Caribe (Cuba, Puerto Rico, Santo Domingo), México y Colombia, y desde allí, a toda América Central (en El Salvador fue cultivada a partir de 1740). Hasta la década de 1940, la mayoría de las plantaciones en América Central se plantaron con Típica. Debido a que esta variedad es de bajo rendimiento y altamente susceptible a la mayoría de las enfermedades del café, gradualmente se fue reemplazando en gran parte de las Américas con variedades Borbón, aunque todavía se siembra ampliamente en Perú, República Dominicana y Jamaica.

El linaje Borbón

Los registros muestran que los franceses intentaron introducir este café de Yemen a la Isla de Borbón (ahora llamada La Reunión) durante tres veces, en los años 1708, 1715 y 1718; estudios genéticos recientes así lo han confirmado. Solo un pequeño número de plantas de la segunda introducción y algunas de la tercera introducción tuvieron éxito. Hasta mediados del siglo XIX, fue que el café Borbón se quedó en la isla.

Los misioneros franceses conocidos como Espiritanos (de la Congregación del Espíritu Santo) desempeñaron un papel importante en la difusión de Borbón en África. En 1841, la primera misión se estableció en la Isla Reunión. Desde allí, se fundó otra misión en Zanzíbar en 1859, y desde Zanzíbar, se creó otra misión en Bagamoyo en 1862 (en la costa de Tanzania, llamada Tanganica en ese momento), otra en San Agustín (Kikuyu, Kenia), y en 1893 otra en Bura (Taita Hills, Kenia). En cada una de las misiones, se plantaron semillas de café provenientes de la Isla Réunion.

Las plántulas de San Agustín se utilizaron para sembar grandes extensiones de las tierras altas de Kenia, mientras que las plántulas de Bagamoyo se utilizaron para establecer varias plantaciones en la región de Kilimanjaro en el lado de Tanzania. Tan pronto como en 1930, una estación de investigación de Tanzania en Lyamungo, cerca de Moshi, comenzó un programa formal del cultivo del café basado en la "selección masiva" de excepcionales árboles madre que se encontraron en las plantaciones vecinas establecidas con semillas de Bagamoyo. (La selección masiva también se llama selección masal y significa que un grupo de individuos se selecciona en función de sus rendimientos superiores; y la semilla de estas plantas se agrupa para formar una nueva generación y luego se repite el proceso). Esta estación de investigación fue la antecesora del actual Instituto de Investigación del Café de Tanzania (TaCRI por sus siglas en inglés) y por hoy, la principal estación de investigación.

Las plántulas de Bura fueron llevadas a otra misión francesa en Saint Austin (cerca de Nairobi) en 1899 y desde allí se distribuyeron semillas a los colonos dispuestos a cultivar café. Estas introducciones son el origen de lo que se conoce como café "Misión francesa".

La reciente toma de huellas dactilares del ADN ha demostrado que las antiguas variedades indias conocidas como Coorg y Kent están relacionadas con las variedades descendientes de Borbón. Esto indica que, en 1670, las primeras semillas enviadas desde Yemen a la India por Baba Budan probablemente incluyeron tanto los grupos Borbón como Típica (ver también Típica a continuación). Esto puede significar que la rama de Típica se separó de Borbón cuando los holandeses trajeron semillas en 1696 y 1699 de la India (no de Yemen, como se suele decir).

El Borbón se introdujo por primera vez en América en 1860 en el sur de Brasil, cerca de Campinas. Desde allí, se extendió al norte hacia América Central.